BENEFICIOS SOCIALES Y PRESTACIONES NO REMUNERATIVAS

 

 INTRODUCCIÓN

 CONCEPTO DE REMUNERACIÓN. L. 20.744 Y 24.241

 LEY 24.770 MODIFICATORIA DE LA LEY 20.744

 DECRETO 137/97

 

 

___________________________________________________

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Tradicionalmente el concepto de remuneración abarca a todas las contraprestaciones que percibe el trabajador como consecuencia de la puesta a disposición de su fuerza laboral al servicio del empleador. Así la describe además la ley 20.744 en su art. 103.

Parte de la doctrina sin embargo distingue de ella a los llamados beneficios sociales, que son los que recibe el trabajador de su empleador al simple efecto de mejorar su calidad de vida, circunstancias que permiten excluirlos del concepto de remuneración y que por ende los excluye del régimen de aportes y contribuciones a la seguridad social.

Se trata de un tema que ha generado además del debate doctrinario, una larga puja sectorial que involucró no sólo a trabajadores y empleadores sino también al propio Estado, como destinatario de los aportes y contribuciones al sistema de seguridad social.

El primer avance notorio a favor de los beneficios sociales se produjo en 1988 en materia de vales de almuerzo, en oportunidad del fallo plenario dictado en la causa Angel Estrada por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en que se resolvió que los vales de almuerzo que los empleadores entregan a su personal no son considerados salario por no ser su entrega una contraprestación por el trabajo sino un mecanismo destinado a mejorar la calidad de vida del trabajador.

Los decretos 1477/89 -de necesidad y urgencia-, 333/93 y 433/94 que se sucedieron posteriormente fueron extendiendo el campo de los beneficios sociales a diversas prestaciones otorgadas por el empleador.

Sin embargo de modo abrupto en agosto de 1996 a través de los decretos 773/96 -de necesidad y urgencia-, 849/96 y 850/96 se dió por un lapso marcha atrás en la materia, al derogar los decretos 1477/89 y 1477/89 que regulaban el beneficio social de los vales alimentarios o cajas de alimentos otorgadas a los trabajadores, estableciendo que desde la vigencia del decreto 773/96 su entrega está sujeta a las retenciones en concepto de aportes y a las contribuciones al sistema único de la seguridad social -únicamente-, prohibiéndose su supresión.

Asimismo a través del decreto 849/96 se derogó también el decreto 333/93 de beneficios sociales —luego modificado por el 433/93— introduciendo ciertas modificaciones que se traducen en un recorte notorio a la aplicación de los mismos.

Llevado el tema al Congreso, apenas dos meses después de ese cambio de rumbo, recibe sanción la ley 24.700 que viene a poner un necesario orden en la materia, reconociendo a nivel legislativo -lo que no había ocurrido hasta ahora- la existencia del beneficio social como un instituto independiente y diverso a la remuneración, determinando entre otras disposiciones, que las sumas abonadas por tal concepto están sujetas únicamente a un aporte empresario del 14%.

A través de la misma ley además se modificó el art. 105 de la LCT y se incorporó a ella el nuevo art. 223 bis, introduciendo nuevas prestaciones no remunerativas.

 

 

 

LEYES 20.744 Y 24.241. CONCEPTO DE REMUNERACIÓN

 

Ley 20.744. Artículo 103 (Concepto). A los fines de esta ley, se entiende por remuneración la contraprestación que debe percibir el trabajador como consecuencia del contrato de trabajo. Dicha remuneración no podrá ser inferior al salario mínimo vital. El empleador debe al trabajador la remuneración, aunque éste no preste servicios, por la mera circunstancia de haber puesto su fuerza de trabajo a disposición de aquél.

 

Ley 24.241. Artículo 6º.— Se considera remuneración, a los fines del SIJP, todo ingreso que percibiere el afiliado en dinero o en especie susceptible de apreciación pecuniaria, en retribución o compensación o con motivo de su actividad personal, en concepto de sueldo, sueldo anual complementario, salario, honorarios, comisiones, participación en las ganancias, habilitación, propinas, gratificaciones y suplementos adicionales que tengan el carácter de habituales y regulares, viáticos y gastos de representación, excepto en la parte efectivamente gastada y acreditada por medio de comprobantes, y toda otra retribución, cualquiera fuere la denominación que se le asigne, percibida por servicios ordinarios o extraordinarios prestados en relación de dependencia.

La autoridad de aplicación determinará las condiciones en que los viáticos y gastos de representación no se considerarán sujetos a aportes ni contribuciones, no obstante la inexistencia total o parcial de comprobantes que acrediten el gasto.

Las propinas y las retribuciones en especie de valor incierto serán estimadas por el empleador. Si el afiliado estuviera disconforme, podrá reclamar ante la autoridad de aplicación, la que resolverá teniendo en cuenta la naturaleza y modalidad de la actividad y de la retribución. Aun mediando conformidad del afiliado, la autoridad de aplicación podrá rever la estimación que no considerara ajustada a estas pautas.

Se consideran asimismo remuneración las sumas a distribuir a los agentes de la administración pública o que éstos perciban en carácter de:

1. Premio estímulo, gratificaciones u otros conceptos de análogas características. En este caso también las contribuciones estarán a cargo de los agentes, a cuyo efecto antes de proceder a la distribución de dichas sumas se deberá retener el importe correspondiente a la contribución.

2. Cajas de empleados o similares, cuando ello estuviere autorizado. En este caso el organismo o entidad que tenga a su cargo la recaudación y distribución de estas sumas deberá practicar los descuentos correspondientes a los aportes personales y depositarlos dentro del plazo pertinente.

 

Ley 24.241. Artículo 7º.— No se consideran remuneración las asignaciones familiares, las indemnizaciones derivadas de la extinción del contrato de trabajo, por vacaciones no gozadas y por incapacidad permanente provocada por accidente del trabajo o enfermedad profesional, las prestaciones económicas por desempleo, ni las asignaciones pagadas en concepto de becas. Tampoco se considera remuneración las sumas que se abonen en concepto de gratificaciones vinculadas con el cese de la relación laboral en el importe que exceda del promedio anual de las percibidas anteriormente en forma habitual y regular.

 

 

 

LEY 24.700 MODIFICATORIA DE LA LEY 20.744

 

Ley 24.700. Art. 1*. Agrégase como art. 103 bis de la ley 20.744, el siguiente:

Art. 103 bis: Beneficios sociales. Se denominan beneficios sociales a las prestaciones de naturaleza jurídica de seguridad social, no remunerativas, no dinerarias, no acumulables ni substituibles en dinero, que brinda el empleador al trabajador por sí o por medio de terceros, que tiene como objeto mejorar la calidad de vida del dependiente o de su familia a cargo.

Son beneficios sociales las siguientes prestaciones:

a)Los servicios de comedor de la empresa;

b)Los vales del almuerzo, hasta un tope máximo por día de trabajo que fije la autoridad de aplicación;

c)Los vales alimentarios y las canastas de alimentos otorgados a través de empresas habilitadas por la autoridad de aplicación, hasta un tope máximo de un veinte por ciento (20%) de la remuneración bruta de cada trabajador comprendido en un convenio colectivo de trabajo y hasta un diez por ciento (10%) en el caso de trabajadores no comprendidos;

d)Los reintegros de gastos de medicamentos y gastos médicos y odontológicos del trabajador y su familia que asumiera el empleador, previa presentación de comprobantes emitidos por farmacia, médico u odontólogo, debidamente documentados;

e)la provisión de ropa de trabajo y de cualquier otro elemento vinculado a la indumentaria y al equipamiento del trabajador para uso exclusivo en el desempeño de sus tareas;

f)Los reintegros documentados con comprobantes de gastos de guardería y/o sala maternal, que utilicen los trabajadores con hijos de hasta seis (6) años de edad cuando la empresa con contare con esas instalaciones;

g)La provisión de útiles escolares y guardapolvos para los hijos del trabajador, otorgados al inicio del período escolar;

h)E_ otorgamiento o pago debidamente documentado de cursos o seminarios de capacitación o especialización;

i)El pago de los gastos de sepelio de familiares a cargo del trabajador debidamente documentados con comprobantes.

 

Ley 24.700. Art. 2*. Modificaciones al art. 105 de la ley 20.744:

Art. 105: Forma de pago. Prestaciones complementarias. El salario debe ser satisfecho en dinero, especie, habitación, alimentos o mediante la oportunidad de obtener beneficios o ganancias.

Las prestaciones complementarias, sean en dinero o en especie, integran la remuneración del trabajador, con excepción de:

a)Los retiros de socios gerentes de sociedades de responsabilidad limitada a cuenta de las utilidades del ejercicio debidamente contabilizada en el balance;

b)Los reintegros de gastos sin comprobantes correspondientes al uso del automóvil de propiedad de la empresa o del empleado, calculado en base a kilómetro recorrido, conforme los parámetros fijados o que se fijen como deducibles en el futuro por la DGI;

c)Los viáticos de viajantes de comercio acreditados con comprobantes en los términos del art. 6* de la ley 24.241, y los reintegros de automóvil en las mismas condiciones que las especificadas en el inciso anterior;

d)El comodato de casa-habitación de propiedad del empleador, ubicado en barrios o complejos circundantes al lugar de trabajo, o la locación, en los supuestos de grave dificultad en el acceso a la vivienda.

 

Ley 24.700. Art. 3*. Agrégase como art. 223 bis de la ley 20.744 el siguiente:

Art. 223 bis: Se considerará prestación no remunerativa las asignaciones en dinero que se entreguen en compensación por suspensiones de la prestación laboral y que se fundaren en las causales de falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada, pactadas individual o colectivamente y homologadas por la autoridad de aplicación, conforme normas legales vigentes, y cuando en virtud de tales causales el trabajador no realice la prestación laboral a su cargo. Sólo tributará las contribuciones establecidas en las leyes 23.660 y 23.661.

 

Ley 24.700. Art. 4*. Establécese una contribución del catorce por ciento (14%) sobre los montos que sean abonados por los empleadores a sus trabajadores en vales alimentarios o cajas de alimentos expedidos o suministrados por parte de empresas autorizadas al efecto por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación. [y sobre los pagos de servicios médicos de asistencia o previsión que realice el empleador al trabajador y su familia a cargo] ( Entre corchetes: texto vetado por el art. 1* del decreto 1149/96).

Esta contribución se encontrará a cargo de los empleadores y estará destinada al financiamiento del sistema de asignaciones familiares.

 

Ley 24.700. Art. 5*. A partir de la fecha de vigencia de la presente ley los empleadores que venían otorgando beneficios sociales conforme al art. 103 bis de la ley 20.744, deberán mantenerlos en los términos aquí establecidos.

 

Ley 24.700. Art. 6*. Deróguense los decretos 773/96, 848/96 y 849/96.

 

 

 

DECRETO 137/97

 

Art. 1.- A los efectos del inciso d) del art. 103 bis de la ley 20.744 y sus modificatorias, los gastos efectuados para el pago de servicios médicos de asistencia y prevención al trabajador o su familia a cargo se considerarán como "gastos médicos y su reintegro por parte del empleador tendrá el carácter de beneficio social no remuneratorio.

 

Art. 2.- A los efectos del inciso b) del art. 103 bis de la ley 20.744 y sus modificatorias, será considerado autoridad de aplicación al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

 

Art. 3.- Los beneficios sociales, las prestaciones complementarias que no integran la remuneración y la prestación no remunerativa definidos por los arts. 103 bis, 105 y 223 bis de la ley 20.744 y sus modificatorias, serán considerados de carácter no remunerativo y en consecuencia no sujetos a aportes y contribuciones.

 

Art. 4.- Comuníquese, etc. Menem. Rodríguez. Caro Figueroa

 

ARRIBA